El estado de salud del arquitecto brasileño Óscar Niemeyer, de 104 años y hospitalizado hace 25 días por problemas renales, aún inspira cuidados, según el boletín médico divulgado hoy por el Hospital Samaritano de Río de Janeiro.

Los médicos Fernando Gjorup y José Suassuna, que el lunes habían informado sobre una "discreta mejoría", no reportaron novedades tras la visita que le hicieron al paciente este martes y tan sólo dijeron que su estado clínico aún inspira cuidados y que no hay previsión sobre cuándo podrán darlo de alta.

El arquitecto es sometido a un tratamiento con hemodiálisis y a fisioterapia respiratoria en la unidad coronaria en la que está ingresado, pero está lúcido, según el boletín.

El creador de los principales palacios y edificaciones públicas de Brasilia fue ingresado el 2 de noviembre debido a dificultades para alimentarse y beber líquidos, pero su estado de salud se agravó ya en el hospital por insuficiencias renales y por dos hemorragias digestivas.

Esta es la tercera hospitalización del considerado padre de la arquitectura modernista brasileña en lo que va del año.

Niemeyer cumplirá 105 años el próximo 15 de diciembre.