Un contingente de las Fuerzas Armadas de Paraguay se sumó hoy al plan de cien días de lucha contra el dengue promovido por el Ministerio de Salud, que reportó 69 muertes a causa de ese mal de un total de 29.201 contagios en lo que va de año.

Unos 200 militares colaborarán en las tareas que llevan a cabo los funcionarios de la cartera sanitaria desde hace varias semanas, como fumigación, visitas casa por casa para eliminar los posibles criaderos del mosquito que transmite el dengue y concienciar a la población sobre la necesidad de erradicar de esa enfermedad.

En lo que va de noviembre ya se han superado los casos mortales de todo 2011, con 69 fallecidos de un total de 29.201 casos confirmados, lo que supone una tasa de incidencia de 436 enfermos por cada 100.000 habitantes, según estadísticas de la Dirección General de Vigilancia de la Salud.

En 2011, hubo 62 muertes y 42.264 contagios de dengue, cifras que echaron ya por tierra los logros de los años anteriores: en 2008 y 2009 no se registraron casos fatales, mientras que en 2010 fueron 15 los fallecidos y unos 10.000 los enfermos registrados.

"No podemos permitir que más paraguayos sigan muriendo; la proliferación del mosquito existe porque no hemos tomado suficientes recaudos en nuestros hogares", aseveró el ministro de Salud, Antonio Arbo, durante el acto de presentación del contingente militar, ante el Hospital de Barrio Obrero, en Asunción.

"La tarea debe repetirse constantemente, porque especialmente después de cada lluvia, al tercer día todo está como si no se hubiese hecho nada; debe ser una tarea de todos los días", insistió.

Arbo pidió a la población mantener limpias sus casas y a las alcaldías asear los terrenos baldíos para evitar la proliferación de los criaderos del mosquito "aedes agypti", trasmisor de la enfermedad, que se procrea en agua limpia estancada.

El rebrote de dengue -una enfermedad endémica en el país-, favorecido por las frecuentes lluvias y las altas temperaturas, se ha expandido en mayor medida este año en Asunción y en los municipios del departamento Central, aledaño a la capital.

Las autoridades sanitarias expresaron la semana pasada su preocupación por el alto índice de mortalidad por dengue y por la dejadez de la población, a la que advirtió sobre posibles multas y penas que van desde los 6 a 18 meses de cárcel si no contribuyen o obstaculizan los trabajos de limpieza.

El Ministerio de Salud, que atribuye el aumento del índice de mortalidad por dengue a la circulación simultánea de más de un serotipo de la enfermedad, ya se vio obligado a recurrir en años anteriores a la ayuda de las Fuerzas Armadas, de la Policía y de otros organismos estatales.