La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó hoy el asesinato del periodista Eduardo Carvalho en Brasil, el sexto de este año, y urgió a las autoridades a indagar el caso para llevar ante la justicia a los responsables y "contrarrestar la impunidad" de estos delitos.

Eduardo Ribeiro Carvalho, propietario y editor del periódico electrónico Última Hora News (UHNews), fue asesinado el pasado 21 de noviembre por dos pistoleros que se movilizaban en una motocicleta, informó la SIP, con sede en Miami (EE.UU.).

El incidente ocurrió cuando llegaba acompañado por su esposa a su casa en el barrio Giocondo Orsi, en Campo Grande, capital del estado de Mato Grosso do Sul, fronterizo con Paraguay y Bolivia.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, expresó su solidaridad con familiares y colegas de Carvalho e instó "al gobierno federal a asumir un papel relevante en las investigaciones para frenar la impunidad y los actos de violencia contra periodistas en Brasil".

Paolillo recordó que este año también han sido asesinados en Brasil otros cinco periodistas: Valério Luiz de Oliveira (5 de julio), Décio Sá (23 de abril), Paulo Roberto Cardoso Rodrigues (12 de febrero), Mário Randolfo Marques Lopes (9 de febrero) y Laécio de Souza (3 de enero).

Carvalho, de 51 años, publicaba frecuentes denuncias sobre presuntos actos de corrupción de políticos y policías, y de acuerdo con medios locales, había recibido amenazas de muerte desde el año pasado.

"El periodista, un policía jubilado, era considerado polémico por el estilo agresivo de sus publicaciones. Aún no se ha determinado si el asesinato está relacionado a su actividad profesional", señaló la organización.