La OCDE revisó hoy a la baja sus expectativas de crecimiento para la zona euro para los dos próximos años y advirtió también de que hay que evitar recortes excesivos por su impacto recesivo.

En su informe semestral de Perspectivas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) calculó que el Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro caerá este año un 0,4 %, frente al 0,1 % que esperaba en mayo, y que bajará un 0,1 % en 2013.

La OCDE rectificó igualmente a peor las previsiones sobre la evolución en Estados Unidos, que este año crecerá un 2,2 % (había calculado un 2,4 % en mayo), un 2 % el próximo en 2013 (frente al 2,6 %) y un 2,8 % en 2014.