Israel es el único obstáculo para lograr un Oriente Medio libre de armas nucleares, dijo hoy el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Ramin Mehmanparast, informó la agencia oficial iraní, IRNA.

Mehmanparast acusó a EEUU de no cumplir sus compromisos con el Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear al haber suspendido la conferencia para la prohibición de las armas atómicas en Oriente Medio que se debía celebrar el mes próximo en Helsinki.

Para el portavoz diplomático iraní, EEUU ha suspendido la Conferencia de Helsinki, acordada por consenso hace más de dos años por los signatarios del TNP, para proteger "los ilegítimos intereses del régimen sionista (Israel)".

De momento, según organizaciones internacionales de estudios estratégicos, Israel es la única potencia nuclear de Oriente Medio y cuenta con varios cientos de bombas atómicas no declaradas, además de no ser signataria del TNP.

Washington, que patrocinaba la conferencia de Helsinki junto a Rusia y el Reino Unido, decidió posponerla debido a la tensión en la zona, lo que ha sido interpretado por los países del área como un modo de evitar que la reunión se utilizase para criticar a Israel.

Tanto Irán como la Liga Árabe han criticado la decisión de EEUU de suspender la conferencia y señalado que tendrá un impacto negativo en la seguridad de la zona y en el sistema internacional para evitar la proliferación nuclear.

Por otro lado, según dijo hoy la televisión oficial iraní en inglés, PressTV, Mehmanparast negó que existan unas negociaciones secretas entre Irán y Estados Unidos y aseguró que no las habrá mientras las condiciones no sean "equitativas".

Irán exigirá, dijo, que EEUU respete los derechos del resto de naciones y, entonces, "estaremos listos para entablar unas negociaciones constructivas que atiendan nuestros intereses nacionales".

Agregó que los estadounidenses creen que pueden imponer sus puntos de vista mediante "el uso de los medios de comunicación y medidas militares", pero advirtió que "soportaremos las presiones y no estamos dispuestos a volver a caer en una situación de subordinación para seguir la política de Estados Unidos".