El Gobierno del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, puso hoy en marcha un plan piloto de reconstrucción de viviendas tras el devastador terremoto del pasado 7 de noviembre que dejó 44 muertos, miles de damnificados y pérdidas millonarias.

El secretario de Comunicación Social de la Presidencia, Francisco Cuevas, informó a Efe que el plan piloto comenzó este martes en un barrio del departamento noroccidental de San Marcos, el más afectado por el sismo de magnitud 7,2 en la escala abierta de Richter.

El plan consiste en la construcción en San Marcos y también en los departamentos de Sololá, Quetzaltenango y Totonicapán de un total de 45 casas de 36 metros cuadrados cada una.

El poderoso sismo del pasado 7 de noviembre causó daños a unas 21.800 viviendas, de las que más de 7.000 quedaron inhabitables, y afectó a 3,40 millones de habitantes, según las cifras del Gobierno, que aún cuantifica el costo económico de la tragedia.

El plan piloto puesto en marcha este martes servirá para verificar la calidad de los material, el ahorro y el tiempo necesario para la construcción de cada vivienda, ha dicho la vicepresidenta guatemalteca, Roxana Baldetti.

El viceministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda, Víctor Corado, precisó por su parte que se espera que el plan piloto dure al menos 15 días.