Imágenes de satélites comerciales muestran un aumento de la actividad en una plataforma de lanzamiento de misiles en la costa occidental de Corea del Norte, lo que podría indicar un lanzamiento de un proyectil de largo alcance en cuestión de semanas, según la empresa satelital DigitalGlobe.

Las instantáneas fueron tomadas el 23 de noviembre y muestran la plataforma de lanzamiento de Sohae (Corea del Norte), a orillas de Mar Occidental (Mar Amarillo), con un nivel de actividad "consistente con preparaciones para un lanzamiento", indicó DigitalGlobe en su página web.

Ese análisis se basa en la similitud con las preparaciones llevadas a cabo antes del lanzamiento en abril de este año de un cohete, que supuestamente intentaba poner en órbita un satélite, y que Corea del Sur y Estados Unidos consideran que sirvió para enmascarar una prueba de un misil de largo alcance.

Las imágenes muestran movimientos de camiones, personas y posibles tanques utilizados para cargar de combustible las fases de un cohete Unha-3 como el del pasado abril, que en la práctica usó la tecnología de un misil de largo alcance Taepodong-2.

No obstante, en las instantáneas no se ve ningún cohete o misil en la plataforma de lanzamiento.

El portavoz del Pentágono, George Little, evitó hoy en una rueda de prensa comentar detalles de información de inteligencia referente a Corea del Norte, aunque instó al régimen de Pyongyang a atenerse a los mandatos de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, que le impiden realizar actividades relacionadas con misiles.

El 13 de abril, el lanzamiento norcoreano del cohete Unha-3 fue aireado a los medios de comunicación extranjeros como un intento de poner un satélite en órbita, una misión que finalmente fracasó.

Igualmente, en abril de 2009 Corea del Norte quiso poner otro satélite en órbita con tecnología balística, un lanzamiento muy criticado por Japón, ya que la ruta del cohete pasaba sobre la isla de Honshu.

Estados Unidos y su aliado surcoreano han criticado duramente al régimen comunista norcoreano por no respetar las resoluciones de Naciones Unidas, que le han acarreado fuertes sanciones.

Corea del Norte y del Sur se encuentran técnicamente en guerra, después de que el conflicto armado que las enfrentó entre 1950 y 1953 acabara en armisticio y no en tratado de paz.