El presidente francés, François Hollande, se felicitó hoy por el acuerdo cerrado anoche sobre la deuda griega, y lo vinculó con la acción de Francia en los últimos seis meses para confirmar el mantenimiento de ese país en la zona del euro.

"Es el resultado positivo de una acción llevada a cabo por Francia desde hace seis meses para confirmar el anclaje de Grecia en la zona euro", destacó Hollande en un comunicado hecho público por el Elíseo.

El jefe del Estado celebró el compromiso entre el Eurogrupo y el Fondo Monetario Internacional (FMI), y constató que es la conclusión de "varias semanas de negociaciones y del voto por Grecia de varias reformas difíciles y valientes".

Además, estimó que "permite volver a dar una perspectiva a los diferentes socios de ese país pero sobre todo entregar las ayudas prometidas al pueblo griego tras los esfuerzos que se le piden".

El acuerdo incluye una serie de medidas para garantizar la sostenibilidad de la deuda soberana griega y la cobertura de sus necesidades financieras durante los próximos años, con un desembolso inicial en su favor de 43.700 millones de euros.

Se prevé retrasar de 2014 a 2016 la fecha en la que Grecia deberá alcanzar un superávit primario -antes del pago de intereses- del 4,5 % del PIB y flexibilizar la reducción del nivel de deuda, que tendrá que ser reducido por Atenas hasta el 124 % en 2020 frente al 120 % que era el objetivo anteriormente establecido.