España reducirá más de un 50% el número de países en los que concentra su ayuda al desarrollo y su principal destinatario será América Latina durante los próximos cuatro años, informó el martes el gobierno.

La cooperación también se ha visto afectada por las políticas de austeridad. Se financiarán proyectos en 23 países con respecto a los 50 del anterior programa, según el borrador del Plan Director de Cooperación Española 2013-2016, que deberá ser ratificado por el Consejo de Ministros en las próximas semanas tras un dictamen del Parlamento.

Un total de 12 países de América Latina recibirán parte esa ayuda: Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú y República Dominicana. El resto se repartirá entre Africa y Asia.

El borrador recoge el cierre o rediseño de 29 programas de cooperación española. Ocho de ellos afectarán a proyectos en Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, México, Panamá, Uruguay y Venezuela, que dejarán de percibir esta financiación.

Gonzalo Robles, secretario general de Cooperación Internacional para el Desarrollo, dijo que se está adaptando la cooperación al desarrollo al "contexto español" de crisis económica.

Aunque el dinero total destinado no se conoce hasta la ejecución de los programas, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo ha sido uno de los organismos más castigados en las políticas de contención de gasto público para reducir el déficit.

En las últimas cuentas, su presupuesto se vio reducido por encima de 70% hasta los 240 millones de euros (310 millones de dólares).