El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió hoy que el principio de acuerdo con Egipto para un programa de apoyo financiero por valor de 4.800 millones de dólares acordado la pasada semana exige que no haya "cambios mayores" en las condiciones económicas del país.

"La revisión del acuerdo por parte del Directorio Ejecutivo exigirá que no existan cambios mayores en las perspectivas económicas y los planes de aplicación", explicó a periodistas un portavoz del fondo, que pidió mantener el anonimato.

Entre ellos, citó "la aprobación previa de un presupuesto revisado para 2012-13 que refleje las medidas planeadas en materia fiscal y de gasto, y el compromiso por los socios bilaterales y multilaterales de Egipto de que el esperado programa de financiación adicional está próximo".

Las declaraciones del portavoz del fondo se producen en respuesta a las tensiones que han vuelto a resurgir en Egipto tras la controvertida declaración constitucional anunciada el jueves pasado en virtud de la cual todas las decisiones del presidente Mohamed Mursi quedarán fuera del escrutinio judicial, lo que ha suscitado nuevas protestas

El pasado 20 de noviembre, el jefe de la división del organismo para Oriente Medio y Asia Central, Andreas Bauer, anunció tras la conclusión de la última visita de una misión del FMI a El Cairo el principio de acuerdo de un programa de 22 meses de duración ligado a las reformas fiscales, modificación de subsidios energéticos y flexibilización de la política monetaria.

El FMI ha calculado que el paquete de ayuda internacional total que podría recibir Egipto ascendería a 14.500 millones de dólares, incluido este programa del organismo financiero.