El secretario general del Consejo de Europa, Thorbjørn Jagland, calificó hoy en Budapest de "chocante" que un diputado del partido ultraderechista Jobbik haya propuesto elaborar "listas de judíos" que puedan suponer un riesgo para la "seguridad nacional".

Jagland dijo a la prensa, en los márgenes de una conferencia sobre el discurso del odio en internet, que le pareció "chocante lo que sucedió ayer en el Parlamento de Budapest".

El político noruego recordó que el Holocausto también comenzó "con listas y separaciones" de determinados grupos.

El máximo responsable del Consejo de Europa aludió así a la petición del portavoz adjunto del grupo parlamentario del Jobbik, Márton Gyöngyösi, que solicitó "preparar listas de aquellos judíos en el Gobierno y en el Parlamento que podrían significar un riesgo para la seguridad nacional".

El Gobierno, partidos y organizaciones civiles húngaras expresaron hoy su consternación con este motivo y la opositora Coalición Democrática anunció que pedirá la ilegalización del Jobbik.

En un acto de protesta y de solidaridad con la comunidad judía, el vicepresidente del Parlamento, el socialista István Ujhelyi, al asumir la presidencia de la sesión de hoy se colocó una estrella de David amarilla en su indumentaria, gesto que fue seguido por otros diputados de izquierda.

No es la primera vez que representantes de ese partido -el tercero en la Cámara- expresan abiertamente ideas antisemitas; el propio Gyöngyösi había cuestionado este año el número de víctimas judías en el Holocausto.

Con unas 100.000 personas, la comunidad judía de Hungría es una de las más numerosas de Europa.