Costa Rica disminuirá en un 70 % la cantidad de azufre en el diesel y gasolina que se distribuye en el país a partir del 1 de enero del próximo año, anunció hoy el Ministerio de Ambiente.

Actualmente, los combustibles utilizados en el país centroamericano tienen 50 partes por millón de azufre, pero la nueva disposición del Gobierno obligará a los distribuidores a dar productos con apenas 15 partes por millón.

El ministro de Ambiente y Energía, René Castro, afirmó que esta decisión "es una excelente noticia para un país que viene pidiendo combustibles más limpios".

Castro detalló que la estatal Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) presentó una propuesta para bajar el contenido de azufre y que los estándares aprobados harán de los combustibles de Costa Rica "no solo los más limpios en Centroamérica sino que los pone a la altura de la normativa de los países más avanzados de la Unión Europea".

El ministro destacó que las repercusiones de la medida serán un mejor desempeño de los vehículos, menos contaminación en las ciudades e innumerables beneficios para la salud.

La disminución de la cantidad de azufre en los combustibles quedará contemplada en la nueva Ley de Tránsito, que entró en vigor hace pocas semanas.