La reunión entre el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, y sus homólogos de El Salvador, Mauricio Funes, y de Nicaragua, Daniel Ortega, prevista para mañana en Managua fue cancelada hoy por decisión del equipo salvadoreño, informó una fuente oficial.

La Cancillería hondureña informó en un escueto comunicado de que la reunión entre Lobo, Funes y Ortega fue "pospuesta por motivos de agenda del presidente salvadoreño".

Agregó que las cancillerías de los tres países informarán posteriormente la fecha en que se celebrará la reunión en Managua.

Pescadores de comunidades costeras de los tres países centroamericanos faenan en aguas del Golfo, pero los hondureños denuncian con frecuencia que son víctimas de persecución y captura, por parte de patrullas de Nicaragua y El Salvador, con el agravante de que les decomisan el producto y sus aperos de pesca.

Lobo anunció en octubre pasado que en noviembre se reuniría con Ortega y Funes en Nicaragua para tratar sobre la explotación racional y coordinada de los recursos del Golfo de Fonseca en forma conjunta por los tres países.

Además, el gobernante ha reiterado que no hay ninguna tensión con El Salvador, por las pretensiones del vecino país sobre el islote Conejo, en el que Honduras ejerce soberanía.

En octubre pasado Honduras solicitó a las Naciones Unidas que interceda para que El Salvador cumpla con la sentencia de la Corte Internacional de Justicia del 11 de septiembre de 1992, que definió los límites terrestres y marítimos entre ambos países.

El fallo puso fin a un centenario contencioso limítrofe y migratorio entre los dos países centroamericanos, que se agudizó en julio de 1969 cuando sus ejércitos libraron una guerra de 100 horas.

A veinte años de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia, Honduras reclama a El Salvador el cumplimiento en la región que abarca los límites en el Golfo de Fonseca.

Honduras también le pidió a las Naciones Unidas en octubre pasado que brinde "la asistencia que se considere necesaria a la Comisión Trilateral que han conformado los gobiernos hermanos de Honduras, El Salvador y Nicaragua para retomar la negociación y puesta en marcha del régimen de cosoberanía en el Golfo de Fonseca".

La petición es con el fin de "lograr el desarrollo integral, social, económico y ecológico del Golfo" de Fonseca, subraya la carta de Honduras a las Naciones Unidas.