El Gobierno de Argentina señaló hoy que la fragata Libertad, retenida en Ghana por un embargo judicial derivado de una demanda por el cese de pagos de la deuda argentina en 2001, no ha sido trasladada de lugar en el puerto de Tema y que la situación del buque y la tripulación es de "total tranquilidad".

"La fragata no fue removida", afirmó hoy el canciller argentino, Héctor Timerman, que subrayó que "la situación es de total tranquilidad sin que se ya haya registrado ninguna novedad" sobre el buque insignia de la Armada argentina, retenido desde el pasado 2 de octubre.

Ante versiones procedentes de Ghana sobre un traslado de la fragata, el canciller recordó que el caso está en el Tribunal del Mar, con sede en la ciudad alemana de Hamburgo, que ha convocado audiencias para los próximos días 29 y 30 de noviembre.

El tribunal "ordenó no iniciar acciones que agraven la situación, por lo cual el juez ghanés se abstuvo de mover la fragata de su actual ubicación", insistió.

Según Timerman, el puerto ghanés presta servicios a la fragata con "total normalidad" y, por el momento, no está previsto el envío de efectivos militares para reforzar a la tripulación de 45 personas que se mantiene en el navío.

"La Cancillería no ha solicitado ningún tipo de visa para viajar a Ghana ni a ningún país cercano", añadió.

El funcionario reiteró que el conflicto "no es con los países donde ocurren los embargos, sino con los fondos buitre, que son los que solicitan los embargos".

"Nuestro objetivo es impedir que los fondos buitre sigan tratando de desestabilizar a Argentina", concluyó el ministro.

La fragata Libertad, buque escuela de la Armada argentina, está retenida desde el pasado 2 de octubre por decisión de un juez de Accra a partir de un pedido de embargo presentado por el fondo de inversión NML, que demanda al país suramericano el pago de bonos soberanos en mora desde finales de 2001.