Argentina se enfrenta a 42 reclamaciones en el Ciadi, en las cuales las empresas demandantes le exigen indemnizaciones por 65.000 millones de dólares, dijo hoy a Efe Eduardo Barcesat, consultor de la Procuración del Tesoro y uno de los abogados que han defendido al país en ese foro.

Entre esos 42 casos están cinco en los que el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), el tribunal arbitral del Banco Mundial, ha emitido ya laudos finales contra Argentina, que el país no ha acatado.

Argentina no ha pagado ninguna de las indemnizaciones establecidas en el fallo, dijo Barcesat, quien también es profesor de la Universidad de Buenos Aires y que hoy participó en un foro sobre el tema en Quito organizado por el Gobierno ecuatoriano.

El letrado aseguró que la Cámara de Diputados analiza actualmente la anulación de los 59 tratados bilaterales de inversión firmados por el país austral, los cuales establecen al Ciadi como el tribunal arbitral para la resolución de disputas entre el Estado y las multinacionales.

Igualmente, estudia la retirada del país del propio Ciadi, explicó Barcesat, quien es el jefe de asesores de la presidencia de la Cámara.

El consultor opinó que ese proceso de anulación se acelerará tras las recientes decisiones adversas a Argentina en tribunales estadounidenses y que favorecen a los bonistas que no aceptaron la oferta del país para la reestructuración de la deuda.

"Son nulos de nulidad absoluta tanto los tratados bilaterales de inversión como el convenio Ciadi porque han implicado para los países de América resignar su soberanía legislativa y jurisdiccional, quebrantando las respectivas cláusulas de la Constitución", aseveró Barcesat.

El abogado acusó al Ciadi de ser parcial, en beneficio de las empresas, y de emplear procedimientos que son "groseramente lesivos de nociones esenciales de la teoría del derecho".

Barcesat explicó que en el futuro las disputas entre empresas extranjeras y Argentina se deberían dirimir en los juzgados argentinos, o en un centro de disputas a establecerse en Suramérica, una iniciativa que impulsa Ecuador.

Entre los laudos del Ciadi contra Argentina está la orden de pago de más de 300 millones de dólares a las compañías estadounidenses Azurix Corp. y Blue Ridge Investment por la cancelación de sus contratos de servicios públicos hace una década.

Ante el impago de esa indemnización, Estados Unidos anunció en marzo la suspensión temporal de Argentina del Sistema Generalizado de Preferencias (GSP, en inglés), que exime de aranceles a las importaciones de productos de países en desarrollo. EFE

cma/cpy