Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), mostró su apoyo el lunes a la propuesta de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) que doblaría el periodo de suspensión a fin de dejar fuera de Juegos Olímpicos a atletas que hacen trampa al usar sustancias prohibidas.

La AMA planea elevar la sanción de dos a cuatro años para serias violaciones a su política antidopaje en la siguiente edición de su código global antidopaje que será sometida a su aprobación el próximo año y entraría en vigor en 2015.

Hablando ante los reporteros en una conferencia en Amsterdam, Rogge dijo que la propuesta "es algo que nos satisface dado que promueve el incremento de sanciones por lo que yo llamaría fuerte dopaje".