La Comisión Europea (CE) publicó hoy su su séptimo informe sobre el cumplimiento de la reciprocidad de visados en terceros países, en el que destacó el progreso de Brasil pero lamentó los obstáculos que siguen poniendo países como Estados Unidos a algunos ciudadanos de la UE.

La CE destaca en su estudio que el número de casos de no reciprocidad se ha reducido significativamente desde la introducción de este mecanismo en 2005

El informe muestra que el pasado año se consiguió la exención de visado para los ciudadanos de la UE en más países, como Brasil, aunque algunos -como Estados Unidos o Canadá- continúan exigiendo visado a los ciudadanos de la UE para viajes, cuando "deberían estar exentos de esa obligación".

Aunque para la Comisión el mecanismo de reciprocidad de visados "ha demostrado su eficacia", señaló que es "evidente" la necesidad de revisarlo para hacerlo "más rápido y eficiente a fin de conseguir la plena reciprocidad en materia de visados" con todos los terceros países cuyos ciudadanos están exentos de la obligación de visado para viajar a territorio comunitario.

Desde el último informe, que la CE publicó en noviembre de 2010, Bruselas destacó como un logro que los ciudadanos de todos los Estados miembros puedan viajar a Brasil sin visado gracias a la entrada en vigor, el 1 de octubre de 2012, de un acuerdo entre ese país y la UE sobre exención de visados para estancias de corta duración.

Además, valoró positivamente que las autoridades japonesas hayan decidido prorrogar la exención temporal de visado concedida a los ciudadanos rumanos hasta el 31 de diciembre de 2012.

La Comisión espera que, tras la aplicación de las medidas específicas acordadas entre Rumanía y Japón, este último "convierta la exención temporal en una exención permanente".

También apuntó que se ha conseguido la reciprocidad plena con Brunéi para todos los Estados miembros de la UE, así como para Islandia, Noruega y Suiza, y anunció que va a solicitar que la exención de visado para estancias de hasta noventa días se amplíe a los ciudadanos de Liechtenstein.

En cambio, la CE aseguró que, "lamentablemente, todavía quedan dos casos importantes de no reciprocidad", y mencionó especialmente el de Estados Unidos que "sigue manteniendo la obligación de visado para los ciudadanos de Bulgaria, Chipre, Rumanía y Polonia".

Afirmó que Estados Unidos considera que estos países europeos "siguen sin cumplir todos los criterios establecidos en su legislación para la exención de visado", y en particular los umbrales fijados para la denegación de visados o los índices de estancia por encima del plazo autorizado.

La Comisión indicó que Canadá impone también dicha obligación a los ciudadanos de la República Checa, Bulgaria y Rumanía, y apuntó que ese país pretende así reducir el número de solicitudes de asilo no fundadas procedentes de la UE.