El cubano Leonardo Padura, una de las plumas más carismáticas y controvertidas de la isla, se convertirá a partir de mañana martes en el centro de atención de la "Semana de Autor" que organiza cada año la "Casa de las Américas" de La Habana para distinguir la obra literaria de un latinoamericano.

Por primera vez desde el año 2000, cuando la institución cultural habanera creó este espacio, el invitado es un escritor cubano.

Las jornadas dedicadas a la narrativa de ensayista, narrador, periodista, crítico y guionista de cine Leonardo Padura (1955) repasarán hasta el próximo viernes detalles de su saga de novela "negra" que tienen como hilo conductor al personaje del policía Mario Conde.

Padura escribió su primera novela entre 1983 y 1984 bajo el título "Fiebre de caballos", y con ella nació Conde, el protagonista de la tetralogía "Cuatro estaciones" integrada por "Pasado perfecto", "Vientos de cuaresma", "Máscaras" y "Paisaje de otoño".

Después el detective reapareció en "Adiós Hemingway", "La neblina del ayer" y "La cola de la serpiente" con gran éxito internacional, traducidas a varios idiomas y ganadoras de prestigiosos galardones literarios como el Café Gijón 1995 y el Premio Hammett 1997, 1998 y 2005.

Según ha declarado el escritor, Conde refleja las "vicisitudes materiales y espirituales" que ha tenido que vivir su generación: "no es que sea mi alter ego, pero sí ha sido la manera que yo he tenido de interpretar y reflejar la realidad cubana", confiesa.

Pero el programa de la "Semana de Autor" también se detendrá en analizar el papel del escritor como detective, y en la relación entre "La novela de mi vida" (2005) y "Espejo de paciencia".

Además hará un aparte para resaltar la labor periodística que ha pugnado con la escritura de libros en el ejercicio de Padura y se referirá a las complejidades de la historia que trató en "El hombre que amaba a los perros" (2009), su más reciente título publicado por al editorial barcelonesa "Tusquets".

Padura ha señalado que en ese libro refleja una realidad "documentada y real" de León Trotski, y que solo contextualiza su pensamiento y trata de dramatizar los años en que fue marginado y perseguido, hasta que fue asesinado en 1940 por Ramón Mercader, en México, por orden del presidente soviético José Stalin(1922-1952).

Esta obra le ha valido en 2011 los premios "Prix Initiales" (Francia), el de la Crítica del Instituto Cubano del Libro y el de la revista "Carbet del Caribe".

Su trabajo para el cine también estará presente en esta cita, donde se proyectará el resultado de la escritura del guión para el largometraje "Siete días en La Habana" (2011), codirigida por siete destacados realizadores, entre ellos el actor puertorriqueño Benicio del Toro.

Padura dijo al portal "La Ventana", de "Casa de las Américas" que "es un honor y un privilegio" la invitación de la "Semana de Autor", y aunque reconoció que se siente "orgulloso" y además "sorprendido", consideró que "muchos otros autores cubanos, radicados dentro y fuera de la isla, merecerían esta atención".

Ahora se espera que en alguna de sus intervenciones en estos días de homenaje, Padura se refiera a su nueva entrega, de la cual ha adelantado en una entrevista la portal informativo de la Casa, que la historia pasará por el Miami de los judíos cubanos, por la Ámsterdam del pintor Rembrandt, y por la Cuba de los años 30, los 50 y actual.

De esa nueva obra literaria ha revelado que es un proyecto "tan ambicioso" como el que el anterior, y que contiene "conflictos filosóficos", y va a ser una "antinovela policial, pero a la vez muy policial. Una novela sobre la libertad".