La multinacional energética española Gas Natural Fenosa participará en la construcción de una terminal de gas natural licuado junto a la compañía estadounidense Excelerate Energy, anunciaron hoy las autoridades ucranianas.

Representantes de Gas Natural firmaron un acuerdo de cooperación para la construcción de dicha terminal con la Agencia Estatal de Inversiones y Gestión de Proyectos Nacionales de Ucrania, según las agencias locales.

Ucrania desea construir en su territorio una terminal de gas natural licuado con una capacidad de hasta 10.000 millones de metros cúbicos anuales.

La compañía española de ingeniería industrial Socoin fue la que diseñó el proyecto, que incluye una plataforma flotante en el mar Negro a la altura de región de Odessa, que recibió en agosto pasado la aprobación del Gobierno.

La terminal, que en un 25 por ciento será de propiedad estatal y en un 75 por ciento estará en manos privadas, tendrá un coste aproximado de 856 millones de euros y debería entrar en funcionamiento en 2016.

Los equipos necesarios para la construcción de la central los aportarán la compañía española Enagas y la norteamericana Excelerate.

El primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, dio inició hoy en una ceremonia oficial al tendido del gasoducto que unirá la terminar a la red de gas nacional.

El objetivo del proyecto anunciado en 2010 por el presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich, es reducir la dependencia de las exportaciones rusas, cuyo precio Kiev considera oneroso.

Además de suministrar gas a las regiones del sur y el este del país, las autoridades no descartan exportar una parte del gas licuado a Europa.

El ministro de Energía, Yuri Boiko, anunció hoy que Ucrania reducirá el próximo año de 27.500 a 18.000 millones de metros cúbicos el gas natural que importará de Rusia.