Tras empatar a cero en casa ante el Manchester City en el debut como técnico "blue" del español Rafa Benítez, el Chelsea comparece de nuevo este miércoles en Stamford Bridge, donde algunos aficionados recibieron con carteles hostiles a su propio entrenador, para medirse al Fulham.

El derbi del oeste de Londres en la decimocuarta jornada de la Premier supone una oportunidad para que los "blues", que llevan cinco encuentros de liga consecutivos sin ganar, sumen tres puntos y se rediman ante sus aficionados, algunos de los cuales no perdonan a Benítez su etapa como entrenador del Liverpool, de 2004 a 2010.

El Chelsea, que hasta hace apenas tres semanas lideraba la liga inglesa, ha entrado en una espiral negativa desde que perdió por 2-3 ante el Manchester United el pasado 28 de octubre.

Desde entonces, los londinenses no han vuelto a ganar en liga y se han complicado su pase a octavos en la Liga de Campeones al caer por 3-0 ante la Juventus la semana pasada.

El cese fulminante del técnico Robert Di Matteo y la llegada de Benítez al banquillo de Stamford Bridge no cambiaron la dinámica del equipo el pasado fin de semana, cuando los "blues" no pudieron pasar del empate a cero ante el City en un partido en el que solo chutaron a puerta en una ocasión.

Los "citizens", por su parte, viajarán a Wigan para medirse al conjunto del también español Roberto Martínez acuciados por la necesidad de recuperar el liderato que se dejaron en la última jornada.

El italiano Roberto Mancini se ve en la obligación de sumar resultados positivos tras ver cómo su equipo quedaba apeado por segundo año consecutivo de la Liga de Campeones en la primera ronda.

Los tres puntos ante el Wigan servirían al City para volver a ocupar el primer puesto de la clasificación en el caso de que el Manchester United tropezara ante el West Ham.

Los de Alex Ferguson, que sin desplegar un juego brillante durante el primer tramo de la temporada se han mantenido invariablemente en los primeros puestos, dieron un golpe de autoridad en la última jornada al superar al QPR por 3-1 y aprovecharse del empate sin goles en Londres el Manchester City.

El Arsenal del español Santi Cazorla, por su parte, alcanzará los puestos europeos después de varias semanas al acecho si supera al Everton en un duelo en el Goodison Park.

Los de Arsène Wenger, que el pasado sábado no pudieron pasar del empate a cero en su visita al Aston Villa, jugarán su segundo partido consecutivo fuera de casa contra los de David Moyes, quintos en la tabla con un punto más que los de Arsène Wenger.

Una de las sorpresas de este inicio de temporada, el West Bromwich de Steve Clarke, que se mantiene tercero, con 26 puntos tras 13 partidos disputados, tratará de defender su puesto privilegiado ante el "Spanish" Swansea del danés Michael Laudrup.

Los galeses llegan al duelo después de haber perdonado al Liverpool el pasado fin de semana en el Liberty Stadium en el que los locales dispusieron de varias oportunidades en los últimos minutos.

El norirlandés Brendan Rodgers guiará por su parte a los suyos el miércoles en su visita a Tottenham, al noreste de Londres, donde los "reds" se enfrentarán al conjunto que entrena el portugués André Villas-Boas.

HASH(0x8529260)

- Decimocuarta jornada de la liga inglesa:

- Martes, 27 de noviembre: Sunderland-QPR (19.45 gmt); Aston Villa-Reading (20.00 gmt).

HASH(0x87b090c)

- Miércoles, 28 de noviembre: Chelsea-Fulham (19.45 gmt); Everton-Arsenal (19.45 gmt); Southampton-Norwich (19.45 gmt); Stoke-Newcastle (19.45 gmt); Swansea-West Bromwich (19.45 gmt); Tottenham-Liverpool (19.45 gmt); Manchester United-West Ham (20.00 gmt); Wigan-Manchester City (20.00 gmt).