El veterano líder Pier Luigi Bersani, de 61 años, y la joven promesa Matteo Renzi, de 37 años, se la jugarán en una segunda vuelta de las primarias del centroizquierda, prevista para el 2 de diciembre.

Con pocos votos aún por escrutar, el coordinador de las primarias del centroizquierda, Nico Stumpo, anunció hoy que el secretario general del Partido Demócrata (PD), Bersani, consiguió tras la jornada electoral de este domingo el 44,9 % de los votos, mientras que el alcalde de Florencia, Renzi, se quedó en el 35,5 %.

Mientras que el líder del partido Izquierda, Ecología y Libertad (SEL, en sus siglas en italiano), Nichi Vendola, consiguió un 15,6 %, de los otros dos candidatos en liza, Laura Puppato llegó al 2,6 % y Bruno Tabacci al 1,4 %.

Con estos resultados será necesaria una segunda vuelta para elegir al futuro candidato del centro izquierda de cara a las elecciones generales previstas en marzo o abril de 2013.

Una segunda vuelta en la que los electores están llamados a elegir entre Bersani, excomunista y exponente de la más tradicional ala de la izquierda, y Renzi, que propone una total renovación de la clase política.

Según los analistas, en esta segunda vuelta no hay favoritos y se comienza desde cero y ambos candidatos tienen posibilidades de ganar las primarias.

"He conquistado las regiones donde existe una gran tradición de izquierdas y ahora se comienza desde cero", afirmó Renzi tras conocer los resultados.

Bersani recordó que fue él quien propuso las primarias y la segunda vuelta y aseguró que con esto se ha conseguido "un gran resultado" para el PD y se ha dado a conocer a los italianos quienes son "realmente".

En esta primera vuelta se ha celebrado sobre todo la gran participación, pues en una Italia que parece desencantada de la política acudieron a votar a unas primarias más de tres millones de personas, que tuvieron que realizar una inscripción y pagar una cuota de dos euros para participar.