Las relaciones con Brasil serán el eje de la décimo octava conferencia anual de la Unión Industrial Argentina (UIA), la mayor patronal del país, que comenzara mañana y será clausurada el miércoles por las presidentas de ambos países, Dilma Rousseff y Cristina Fernández.

"Argentina y Brasil: integración y desarrollo, o el riesgo de la primarización" es el título de esta conferencia, por la que desfilarán varios ministros y empresarios líderes de los dos países.

El encuentro, que se realizará en un hotel de la localidad bonaerense de Los Cardales (a 60 kilómetros de Buenos Aires), promoverá, según sus organizadores, un debate sobre "cómo una equilibrada y adecuada integración entre Argentina y Brasil puede sinergizar sus capacidad y potencialidades".

Según datos de la UIA, Argentina y Brasil, juntos, son la quinta economía mundial, generan el 70 % del PIB de Suramérica, tienen una fuerte base industrial y poseen abundantes recursos naturales estratégicos.

Aún cuando los industriales de ambos países han protagonizado en los últimos años varias disputas comerciales en defensa de sus propios intereses, la UIA planteó de cara al debate de este semana que es necesario que acuerden políticas de industrialización y enfrenten las amenazas comunes en el actual contexto de crisis global.

"Ambos países están en una encrucijada. Sortearla, requiere de un salto conjunto hacia delante que exhiba el potencial regional y de afianzar un set de políticas de Estado sin caer en la tentación de la primarización", sostuvieron los organizadores.

La conferencia será inaugurada este martes por el titular de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, y el presidente de la Confederación Nacional de la Industria de Brasil (CNI), Robson Braga de Andrade.

Además de analizar las perspectivas de la economía global y de la producción, la primera jornada se centrará en la inserción internacional de la región y el rol de Argentina y Brasil para el desarrollo del Cono Sur, con la presencia de Marco Aurélio García, asesor especial de Asuntos Exteriores de la Presidencia de Brasil.

La inserción internacional de ambos países también será abordada en un panel especial con los cancilleres Héctor Timerman, de Argentina, y Antonio Patriota, de Brasil.

Asimismo, se explorarán las potencialidades de la integración bilateral en sectores como la tecnología y la infraestructura, con el presidente de la brasileña Odebrecht, Marcelo Odebrecht, el titular de la argentina IMPSA, Enrique Pescarmona, y el ministro de Planificación argentino, Julio de Vido.

También la energía será tema de debate, con la participación del presidente de la petrolera argentina YPF, Miguel Galuccio, la ministra de Industria argentina, Débora Giorgi, y el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Fernando Pimentel.

El miércoles, el plato fuerte será el cierre de la conferencia con las intervenciones de las presidentas Rousseff y Fernández.

Además de aliados políticos, Brasil es el mayor socio comercial de Argentina, con un volumen de intercambios cercano a los 25.000 millones de dólares.

En los primeros nueve meses de este año, las exportaciones argentinas a Brasil totalizaron 12.000 millones de dólares, con una merma interanual del 6 por ciento, mientras que sus importaciones desde el vecino país fueron de unos 13.155 millones con una caída interanual del 19 por ciento.