La ley de Presupuesto de Chile 2013, que involucra unos 63.000 millones de dólares, un 5,0 % más que el de este año, fue aprobada hoy aunque la iniciativa no podrá ser promulgada hasta que se resuelva la discusión por una partida del Ministerio de Salud que será tramitada en Comisión Mixta.

Si bien los diputados respaldaron casi la totalidad de la normativa esta no pudo quedar despachada debido a cambios en la partida de salud, específicamente en lo referido a la importación de vacunas, ya que para la oposición debe garantizarse la compra solo de aquellas que estén libres de mercurio (timerosal).

Respecto al resto del proyecto, se aprobó íntegramente el acuerdo político suscrito la semana pasada entre el Ejecutivo y el Senado, en el cual se concordaron los criterios para dar viabilidad al texto legal.

El referido acuerdo contempla la creación de un fondo para la educación pública de 175 millones de dólares adicionales y el incremento de 50 millones más de la moneda norteamericana para asignarlos a las becas de alimentación en escuelas y universidades estatales.

Asimismo, fija medidas especiales para la transparencia en inversiones de publicidad.

Tras la votación, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, destacó que "el presupuesto ha quedado virtualmente aprobado hoy, los ministerios van a poder operar, se van a poder entregar los beneficios a la ciudadanía, tenemos un muy buen presupuesto para los chilenos".

Larraín destacó que se trata de un presupuesto histórico donde el mayor porcentaje se asigna a Educación. "Estamos destinando más de uno de cada 5 pesos, más del 20 por ciento del presupuesto a Educación", acotó.

Entre las materias contempladas en el acuerdo y que fueron ratificadas en la Cámara baja, mencionó la creación de un fondo para mejorar la calidad de las instituciones públicas, un aumento en las becas de alimentación para la educación superior, que crecieron en un 22 %, siendo más de 300 mil los estudiantes favorecidos.

Además, de recursos adicionales para universidades y un incremento de 50 mil a 60 mil los cupos en educación preescolar.

El acuerdo, alcanzado tres días antes del vencimiento del plazo para la aprobación del proyecto, se logró en intensas negociaciones que culminaron en la tarde de este lunes, tras varios días en que las diferencias parecían irreconciliables respecto de algunas partidas.

También se incluyó una modificación para las campañas publicitarias de los ministerios, cuestionadas por la oposición, que temía que fueran utilizadas como propaganda electoral, de cara a los comicios presidenciales y parlamentarios del próximo año.

Lo acordado implica que no se podrán enumerar logros de autoridades específicas o del Gobierno, con excepción de la cuenta pública del 21 de mayo.