El argentino Omar Labruna, técnico de Colo Colo, se vio obligado a admitir que mintió a la policía y a la opinión pública cuando aseguró que su esposa conducía la camioneta que chocó con un taxi el domingo pasado, luego que las imágenes de una cámara de seguridad revelaron que él iba solo en el vehículo, reportó el domingo el periódico La Tercera.

Labruna insistió en su mentira hasta la víspera pese a las declaraciones de varios testigos que durante la semana afirmaron que el técnico de Colo Colo, el equipo más popular del país, iba solo en el vehículo. El conductor del taxi resultó lesionado.

"Si hay dos o tres testigos que tienen una versión distinta, allá ellos", dijo un Labruna enfadado durante una rueda de prensa que terminó abruptamente cuando los periodistas insistieron en consultarle por el accidente.

El técnico persistió en la mentira al asegurar que bajó del vehículo por el lado del chofer porque la puerta del copiloto se trabó.

Cuando el fin de semana se difundieron las imágenes de una cámara de seguridad de la rica comuna de Las Condes, donde se registró el accidente, que mostraba que el técnico se bajó por la puerta del piloto y que su esposa llegó al lugar unos 20 minutos después, Labruna tuvo que admitir que mintió.

"Lo mejor es decir la verdad, hablarlo así, de la mejor forma, creo que está todo claro. Yo vengo en estos días mal, asumo mi culpa y pido las disculpas", admitió el sábado.

La confesión se produjo antes de referirse a la caída el sábado de Colo Colo 3-5 ante Audax Italiano, jugando de local, lo que le permitió clasificarse a las semifinales del torneo de Clausura porque había ganado 2-0 el partido de ida.

"Fui un tarado, mi mujer me lo dijo al primer día. Uno grande comete errores. Pensé que con un choque iba a perjudicar a la institución. Algunas veces uno peca de bobo", declaró.

"Lo tenía que haber dicho antes, luego nos concentramos, me sentí invadido viendo las noticias, que es lo lógico porque uno es una persona pública", añadió.

El ciclo negro de Labruna empezó hace una semana, cuando Colo Colo fue eliminado de la Copa Chile al perder 5-1 frente a Rancaguz.

El diario Mercurio indicó el domingo que Labruna había confesado que mintió ante los directivos de su club y que problemas con el seguro del vehículo lo llevaron a faltar a la verdad.

Labruna puede enfrentar fuertes multas y su mujer podría ser acusada de "obstrucción a la justicia" por responsabilizarse.

Además, los policías que actuaron en el lugar del accidente también están siendo indagados porque demoraron el procedimiento y estaban en el lugar cuando llegó la esposa del técnico y les entregó sus documentos de conducir.