El Gobierno dominicano anunció hoy el inicio del proceso para reformar a profundidad a la Policía Nacional, un proyecto largamente exigido por amplios sectores ciudadanos que cuestionan los altos niveles de brutalidad e ineficiencia que atribuyen a ese cuerpo.

El presidente del país, Danilo Medina, creó una comisión responsable de, entre otras tareas, sugerir políticas tendentes a convertir a la Policía Nacional "en un órgano moderno que garantice un modelo de seguridad ciudadana cónsono con los principios del Estado social, democrático y de derecho en que se ha constituido la República Dominicana".

Un comunicado del Departamento de Comunicación de la Presidencia local informó que la comisión tendrá como propósito "fundamental" la formulación de normativas, reglamentarias y administrativas, orientadas a reformar integralmente el cuerpo del orden.

Otra de las atribuciones de la comisión será recomendar disposiciones reglamentarias y administrativas, y proyectos de leyes que contribuyan al proceso de transformación de la Policía, incluido un análisis y propuesta sobre los contenidos fundamentales de esta.

También, coordinar la cooperación internacional que fuera necesaria para implementar la reforma, dar seguimiento al proceso de implementación de las medidas reglamentarias y administrativas formuladas, así como la implementación de la nueva ley orgánica que apruebe el Congreso Nacional (bicameral).

La comisión designada por Medina la encabeza el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, y la integran su homólogo de Interior y Policía, José Ramón Fadul; el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, y el jefe de la Policía Nacional, José Armando Polanco Gómez.

La Policía Nacional dominicana es una de las instituciones peor valoradas por la ciudadanía, según lo explican las encuestas de opinión dadas a conocer públicamente durante los últimos años.