El piloto brasileño Felipe Massa, de la escudería Ferrari, defendió hoy la eventual contratación del entrenador española Josep Guardiola como técnico de la selección brasileña de fútbol.

"Es Guardiola, hay que ir atrás de él", respondió Massa en una entrevista al canal Globo al ser preguntado sobre cuál sería el técnico de su preferencia, entre Tité (Corinthians), Muricy Ramalho (Santos) y Luiz Felipe Scolari, para reemplazar a Mano Menezes, que fue destituido esta semana del comando de la "canariha".

Ante la insistencia de la presentadora para indicar a un técnico nacional, Massa señaló a Ramalho como su entrenador preferido.

El nombre del español como probable técnico de la selección brasileña sigue ganando cada día más simpatizantes y tomando fuerza en el país suramericano, en el que una corriente de periodistas y aficionados, en internet, promueven al exentrenador del Barcelona.

El brasileño, reconocido simpatizante del fútbol, expresó que le gustaría ver a su hijo como futbolista y no seguir la carrera de automovilista, aunque advirtió que a su primogénito ya le gustan "los cochecitos de juguete".

"Imaginen lo que es para mí, quiero ir al estadio, comer palomitas y como adoro jugar fútbol me gustaría verlo jugar allá a él, no aquí en este bullicio", aseveró.

Massa saldrá hoy en la quinta posición del Gran Premio de Brasil, última carrera de la temporada y en la que se definirá el título entre el alemán Sebastian Vettel (Red Bull), bicampeón y líder con 273 puntos, y el doble campeón mundial español Fernando Alonso (Ferrari), segundo en la clasificación con 260 unidades.

"El favorito es Vettel, pero si tenemos una carrera loca todo puede pasar", apuntó el piloto.

El Gran Premio de Brasil se disputará a las 14:00 hora local (16:00 GMT) con 71 vueltas sobre los 4.309 metros del Circuito de Interlagos.

El británico Lewis Hamilton (McLaren) saldrá en la primera posición después de conseguir ayer el mejor tiempo en la sesión de calificación, mientras que Vettel ocupará la segunda fila en la parrilla de partida, tras conseguir el cuarto tiempo, y Alonso lo hará tres coches atrás del alemán, en el séptimo lugar.

A su llegada al autódromo, Hamilton dijo a periodistas que siempre fue un "admirador declarado" del fallecido piloto brasileño Ayrton Senna y que por eso su primer triunfo en Sao Paulo sería "muy especial".

Sobre el pronóstico de lluvia previsto para la carrera, el británico minimizo: "estoy tranquilo para correr con pista mojada o bajo el sol".