Las FARC reafirmaron hoy su "total acatamiento" del alto el fuego unilateral que declararon el pasado 20 de noviembre en Colombia, pero advirtieron de que esa guerrilla tiene "legítimo derecho a defenderse" si es atacada.

En un comunicado divulgado hoy en La Habana, sede de los diálogos de paz entre el grupo rebelde y el Gobierno colombiano, las FARC acusaron al Ejército de haber realizado el pasado 20 de noviembre un simulacro de combate en el municipio de Caloto, en Cauca (suroeste), que luego se usó para acusar a la guerrilla de haber incumplido el cese de operaciones ofensivas.