El británico Lewis Hamilton, que hoy se despidió de la escudería McLaren en la disputa del Gran Premio de Brasil, última carrera de este año en el Mundial de Fórmula Uno, afirmó que está "ansioso" para 2013, cuando será el piloto principal del equipo alemán Mercedes.

"Son emociones mixtas en este momento, me siento un poco como en 2007, medio paralizado, pero estoy feliz y ahora solo estoy ansioso para el próximo año", indicó a periodistas el campeón mundial de 2008 y que desde 2007 defendía a McLaren.

Hamilton lamentó que estuvo liderando y no consiguió terminar la prueba.

"Siempre me gusta completar la prueba y estoy animado para el futuro, tener un nuevo comienzo el año que viene y entonces espero en algún momento tener un poco de suerte", apuntó.

En el Gran Premio de Brasil, ganado por su compañero y compatriota Jenson Button, Hamilton se retiró en la vuelta 54 y en la clasificación de la temporada terminó cuarto con 190 puntos, 91 por debajo del alemán Sebastian Vettel (Red Bull), que conquistó su tercer título consecutivo.

"El accidente fue un poco infeliz, él (el alemán Nico Hulkenberg) ni siquiera me pidió disculpas y eso dice entonces mucho de él, pero eso pasa cuando uno corre con los inexpertos. Me siento bien y feliz porque el equipo obtuvo la victoria", expresó el piloto de 27 años.

La vacante de Hamilton en McLaren será ocupada por el mexicano Sergio Pérez, que corrió este año en la escudería suiza Sauber.