El 43 % de los bolivianos considera que su país debe dialogar con Chile para resolver la controversia sobre el uso de las aguas de las vertientes del Silala, según una encuesta publicada hoy por el diario Página Siete, de La Paz.

El mismo sondeo, elaborado por la firma Ipsos, señala que el 29 % de los encuestados opina que Bolivia debería usar esas aguas por decisión propia y sin llegar a un acuerdo con Santiago, mientras que el 25 % considera que la controversia debe resolverse en un tribunal internacional.

Bolivia argumenta que las aguas del Silala son manantiales o vertientes que fluyen artificialmente a Chile, pero ese país sostiene que es un río de curso internacional.

El conflicto por el uso de esas aguas se avivó el mes pasado, cuando la gobernación de la región andina de Potosí, donde se encuentra la vertiente, inició la construcción de un criadero de truchas en la frontera con Chile para usar las aguas del Silala.

Con el proyecto, las autoridades pretenden demostrar la soberanía boliviana sobre las aguas de esos manantiales, pero también se busca garantizar la seguridad alimentaria para los habitantes de la zona, que es una de las más deprimidas de Potosí.

El Gobierno chileno ha pedido información sobre las obras en el Silala, mientras que la administración del presidente Evo Morales ha asegurado que las mismas no pueden ser consideradas una agresión o una provocación ya que las aguas están en territorio boliviano.

Ambos países también están enfrentados por la demanda de Bolivia de una restitución de su salida soberana al océano Pacífico, perdida en una guerra librada ante Chile a fines del siglo XIX.

El sondeo fue elaborado entre el 25 de octubre y el 5 de noviembre en La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz, las cuatro ciudades más importantes del país y que concentran el 40 % de la población.

La muestra del sondeo fue de 800 personas mayores de 18 años y tiene un margen de error de +/- 3,39 %.