Dos personas murieron hoy al quedar sepultada su vivienda por un deslizamiento de tierra debido a las fuertes lluvias que han azotado Panamá, y que han dejado además centenares de damnificados y decenas de casas afectadas en el norte y oeste del país, informaron fuentes oficiales.

El ministro de Desarrollo Social, Guillermo Ferrufino, dijo hoy a RPC Radio que tenía conocimiento de la muerte de dos personas por un deslizamiento de tierra en el distrito de Capira y otros dos desaparecidos.

Según informes de la prensa digital, las dos víctimas mortales se registraron en la madrugada de este domingo en la localidad de la Nueva Arenosa del distrito de Capira, a unos 55 kilómetros al oeste de la ciudad de Panamá.

Las autoridades no han precisado la identidad de las dos víctimas ni tampoco si son familiares.

Además, las fuertes lluvias han causado inundaciones y deslizamientos de tierra en varios lugares de los distritos de Capira, La Chorrera y Arraiján, en el oeste de la capital, donde decenas de casas han sido afectadas y muchas de ellas anegadas hasta el techo, explicó Ferrufino.

En Capira también se reportó que la comunidad Cirí de los Sotos está totalmente inundada, por lo que la población se refugió en la iglesia del pueblo.

Además, se estima que 150 metros de la carretera hacia Faldares, en el distrito de Capira, se hundieron, señalaron los reportes de la prensa.

El puente que comunica a la comunidad de Ollas Arriba, en Capira, se encuentra totalmente cubierto de agua, por lo que los residentes están incomunicados.

En el distrito de Capira se habilitará un centro de acopio de ayuda para los afectados y damnificados en las instalaciones de la alcaldía, indicaron las autoridades de ese municipio.

El presidente panameño, Ricardo Martinelli, sobrevoló este domingo el área afectada por las inundaciones en la zona montañosa de Capira, y aseguró a periodistas que convocará al Consejo de Gabinete (ministros) para que se apruebe una partida especial para ayudar a los damnificados y afectados por las inundaciones.

El gobernante agregó que el Consejo de Gabinete se reunirá el martes para tratar la situación surgida por el mal tiempo en el sector oeste y Colón.

Martinelli lamentó que el Servicio Nacional Aeronaval (Senan) solo cuente con dos helicópteros para estos casos de emergencia.

Mientras, en la provincia norteña de Colón, en el Caribe panameño, las fuertes lluvias caídas el pasado viernes en esa región dejaron al menos once viviendas derrumbadas, otras 80 inundadas y 450 familias damnificadas, informaron fuentes oficiales.

El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) indicó que las precipitaciones en Panamá son producto de un sistema de baja presión que abarca desde Costa Rica hasta Colombia.