En los diez primeros meses de este año murieron 71 bolivianas por violencia machista, a manos de sus parejas o de otros familiares, denunció hoy una organización no gubernamental que defiende la igualdad de género, a propósito del Día Mundial para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Entre enero y octubre hubo 110 muertes violentas de mujeres en Bolivia, de las cuales 71 fueron "feminicidios" y 39 asesinatos por inseguridad ciudadana, detalló en un comunicado el Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (Cidem).

La nota agrega que desde 2009 se han registrado 555 muertes violentas de mujeres, de las cuales 354 mujeres fueron víctimas de violencia machista y 201 murieron por inseguridad ciudadana, entre otras circunstancias.

"¿Cuántas más tenemos que morir víctimas de 'feminicidio' para que el Estado nos proteja?", cuestionó el Cidem y exigió la aprobación de una "ley integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia", así como la creación de un ministerio de la Mujer que haga cumplir esa norma.

Según esa entidad, la violencia contra las mujeres "está institucionalizada" porque los administradores de justicia "aplican las normas jurídicas con sesgos de género, discriminando y desconociendo" los derechos de las mujeres, "existiendo una clara voluntad política por proteger" a quienes cometen "feminicidios".

Las muertes de mujeres a causa de la violencia machista actualmente son tipificadas como asesinatos, homicidios, homicidio culposo, homicidio por emoción violenta y lesión seguida de muerte, pero la Defensoría del Pueblo y sectores feministas plantean que la legislación penal incluya el delito de "feminicidio".

Los grupos feministas han planteado varias veces que el "feminicidio" se condene con 30 años de cárcel, ya que con otras tipificaciones las condenas son menores.