El piloto británico Jenson Button (McLaren), vencedor hoy del Gran Premio de Brasil, última carrera del Mundial de Fórmula Uno en 2012, afirmó que la prueba fue una de las más difíciles de las 228 en las que ya compitió dentro de la máxima categoría del automovilismo.

"Fue una de las carreras más duras que ya tuve, las condiciones estaban complicadas y hubo varios momentos en que nos cuestionábamos si los intermediarios (para lluvia) eran los neumáticos correctos, pues estábamos con problemas en los neumáticos en varios puntos", señaló el británico al final de la vigésima prueba del año.

El británico explicó: "teníamos que esforzarnos al límite y esperar que el equipo nos pasase las informaciones, pues no se trató solamente de pilotar el coche, era necesario tener todas las informaciones".

"La carrera fue excelente, pero las cosas se pusieron difíciles para mí con el primer 'safety car' y ahí la carrera estaba entre Nico (Hülkenbergen, alemán de Force India) y yo, entonces eso dificultó todavía más", subrayó.

Button terminó quinto en la clasificación mundial con 188 puntos, 93 menos que el alemán Sebastián Vettel (Red Bull), quien conquistó su tercer título consecutivo en el Mundial de Fórmula Uno.

Vettel finalizó sexto en la carrera y aventajó en tres puntos en la clasificación de la temporada al doble campeón mundial español Fernando Alonso (Ferrari), segundo en el Gran Premio de Brasil detrás de Button.