Los Steelers de Pittsburgh tienen cosas más series de qué preocuparse que tener que usar un quarterback substituto de 37 años. Sus esperanzas de playoffs están en peligro.

Un fumble de Chris Rainey a 2:25 del final — séptimo balón perdido por Pittsburgh — fue recuperado por Phil Taylor y los Browns de Cleveland propinaron a sus odiados rivales una derrota potencialmente devastadora, 20-14 el domingo.

Charlie Batch, que abrió como quarterback a causa de lesiones a Ben Roethlisberger y Byron Leftwich, fue interceptado en tres ocasiones y los Steelers (6-5) cometieron cinco fumbles, el último de ellos en un pase lateral en la última jugada, para ayudara los Browns (3-8) a vencerles apenas por segunda vez en 18 partidos.

El quarterback novato de los Browns Brandon Weeden sostuvo una lesión en la cabeza en los últimos minutos, y el reservista Colt McCoy ingresói para concluir una victoria que los fanáticos en Cleveland van a disfrutar durante mucho tiempo.

El running back Trent Richardson acarreó para 85 yardas y anotó el touchdown de la ventaja para los Browns en una carrera de 15 yardas en el tercer período.