El piloto brasileño Rubens Barrichello negó hoy que tenga contactos establecidos con la escudería malayo británica Caterham para retornar el próximo año al campeonato mundial de Fórmula Uno, del que estuvo ausente en la presente temporada.

"Es todo un rumor, pues eso siempre sucede y es muy común en la Fórmula Uno la búsqueda de información que no existe", declaró Barrichello a periodistas en el autódromo de Interlagos, donde se disputa hoy el Gran Premio de Brasil, última carrera de la máxima categoría mundial del automovilismo.

Caterham anunció esta semana al francés Charles Pic, del equipo ruso británico Marussia, y deberá definir en los próximos días el nombre de su segundo piloto, puesto que los actuales Heikki Kovalainen, finlandés, y Vitaly Petrov, ruso, no tienen contrato para la próxima temporada.

Barrichello, de 41 años, agregó: "En este momento, para mí, es perjudicial hablar de Fórmula Uno porque el asunto se convierte en algo polémico, pero estoy tranquilo y mi futuro le pertenece a Dios".

"Con seguridad, espero estar conduciendo 'alguna cosa' competitiva, pero todavía es muy temprano para hablar, pues muchas cosas están pasando e invitaciones también", añadió "Rubinho", que en 2010 defendió la escudería Williams.

El Gran Premio de Brasil se disputará a las 14:00 hora local (16:00 GMT) con 71 vueltas sobre los 4.309 metros del Circuito de Interlagos y el británico Lewis Hamilton (McLaren) en la "pole".

No obstante, la atención estará fijada en la lucha por el título entre el alemán Sebastian Vettel (Red Bull), bicampeón y líder con 273 puntos, y el doble campeón del mundo español Fernando Alonso Ferrari), segundo con 260 unidades, quienes ocupará respectivamente las posiciones cuarta y séptima en la parrilla de partida.