El mariscal de campo Andrew Luck empató la marca de más victorias conseguidas por un novato en una temporada, al lograr siete, y llevar a los Colts de Indianápolis a un triunfo por 20-13 ante los Bills de Buffalo.

Con el triunfo, Luck deja su marca en 7-4, empatando a Sam Bradford, que en el 2010 logró 7-9, superando a Cam Newton, que en el 2011, consiguió 6-10, y a Jim Plunkett, que en 1971 tuvo 6-8.

Esta vez Luck completó 20 de 37 pases para 240 yardas con un pase de 'touchdown' y una interceptación para los Colts (7-4), que siguen con posibilidades de estar en la fase final.

Luck, que también se unió al club de las 3.000 yardas, hizo contacto con su receptor abierto T.Y. Hilton con pase de ocho yardas en el tercer cuarto, para anotación.

Hilton impuso marca de equipo al regresar 75 yardas una patada de despeje que transformó en 'touchdown', en el primer cuarto.

El receptor abierto de los Colts se convirtió en el primer jugador en la historia de la franquicia en anotar a pase de su mariscal de campo, y en poner el balón en las diagonales en una patada de despeje en el mismo partido.

Por los Bills (4-7) el mariscal de campo Ryan Fitzpatrick completó 17 de 33 pases para ganancia de 180 yardas, con un envío de 'touchdown' y otro interceptado.