La marcha triunfal de los Nuggets de Denver continuó por cuarto partido consecutivo después de ganar fácil 102-94 a los Hornets de Nueva Orleans en el último partido de la jornada dominical de la NBA.

El escolta-alero Andre Iguodala lideró el ataque de los Nuggets con 23 puntos mientras el base Ty Lawson logró 17 y seis asistencias.

El ala-pívot Kenneth Faried volvió a ser el mejor jugador bajo los aros al conseguir un doble-doble de 14 puntos y 12 rebotes, puso dos tapones y recuperó dos balones.

El ataque de los Nuggets les permitió estar siempre por delante en el marcador y con una amplia ventaja que impidió a los Hornets intentar la remontada.

Como equipo los Nuggets tuvieron un 53 (40-75) por ciento de acierto en los tiros de campo, comparado al 39 (33-85) de los Hornets (3-9), que perdieron el séptimo partido consecutivo, la segunda peor racha que hay actualmente en la NBA, sólo superados por las 11 derrotas seguidas que tienen los Wizards de Washington (0-11).

Los Nuggets (8-6) se consolidan en el segundo lugar de la División Noroeste, donde los Thunder de Oklahoma City (10-4) son los líderes destacados.

El escolta novato reserva Brian Roberts aportó 17 puntos y cinco asistencias que lo dejaron como el líder encestador de los Hornets y el sexto hombre del partido, además de ser factor sorpresa.

El ala-pívot Ryan Anderson logró 16 puntos y el pívot cubanoamericano Robin López firmó 14, capturó cinco rebotes y puso cuatro tapones, que tampoco pudieron cortar la racha perdedora de los Hornets.

El base venezolano Greivis Vásquez siguió de titular y jugó 25 minutos en los que aportó seis puntos después de anotar 3 de 8 tiros de campo, repartió seis asistencias, capturó cinco rebotes, recuperó un balón, pero lo perdió seis veces, el que más del equipo.