El Barcelona no desaprovechó el tropiezo del Real Madrid para ampliar aún más las diferencias con su eterno rival, tras superar por un contundente 0-4 al Levante en un encuentro muy nivelado en el primer acto, pero que Iniesta se encargó de desequilibrar junto a Messi en la segunda parte.

Veinte minutos de un Iniesta en estado de inspiración fueron suficientes para que el Barcelona arrollara a un rival que le había plantado cara en los primeros 45 minutos, pero que se tuvo que rendir ante la magia de manchego y el acierto de Messi de cara al gol.

Los equipos plasmaron desde el primer minuto dos estilos de juego bien definidos y totalmente dispares. El Barcelona se hizo con el control absoluto del balón pero enfrente se encontró a un rival muy bien posicionado en el terreno de juego, muy solidario en defensa, que no dejó huecos a los atacantes del conjunto catalán.

Con dos líneas muy juntas, el Levante no tuvo reparos en ceder totalmente el dominio al Barcelona para buscar sorprender con la velocidad de Martins y la calidad de Barkero.

El Barcelona tocaba y tocaba pero no encontraba fisuras en la zaga local por lo que recurrió al disparo de media distancia como principal argumento ofensivo aunque sin éxito.

El conjunto de Juan Ignacio Martins tuvo paciencia para esperar sus ocasiones. Barkero tuvo la primera en el primer cuarto del partido, en un disparo con mucha intención que encontró respuesta en una gran mano de Valdés, y minutos después el propio mediapunta no pudo culminar una gran acción de Juanlu por banda izquierda.

Messi lo intentó en varias ocasiones pero el que más peligro creó fue Iniesta por la banda izquierda. El manchego se sacó una jugada marca de la casa en las postrimerías del primer tiempo pero su envenenado pase lo despejó con apuros David Navarro, que a punto estuvo de marcar en propia puerta.

Todo el gran trabajo defensivo del Levante se vino abajo nada más comenzar el segundo acto. En apenas siete minutos, la sociedad formada por Iniesta y Messi hizo trizas la zaga local, en dos jugadas del manchego que culminó el argentino, que sigue en estado de gracia de cara al gol en este mes de noviembre.

Los dos goles recibidos fueron un mazazo para el Levante y dieron rienda suelta a la fantasía del Barcelona, que por si quedaba alguna duda quedó resuelta en un descomunal disparo de Iniesta que firmó el 0-3 y sentenció definitivamente el encuentro con más de media hora de juego por delante.

Iniesta aún guardaba más magia en sus botas y de nuevo una gran acción suya acabó en gol, tras asistir a Cesc, quien recortó con calidad a Munúa para subir el cuarto al marcador. El Levante pudo marcar el del honor pero la galopada de Martins no tuvo premio y Valdés envió a saque de esquina.

Los seguidores del Barcelona cantaban: "campeones, campeones" y es que el Real Madrid ya queda rezagado a once puntos de los de Tito Vilanova, que quizás tengan que empezar a preocuparse más por el vecino de los madridistas, ya que el Atlético es el único que ha sido capaz de aguantar el espectacular primer tercio de temporada del Barcelona.

Valdés se unió a la fiesta de su equipo y detuvo un penalti a Barkero en los instantes final del encuentro, ante un Levante desquiciado que fue claramente superado por un Barcelona estelar.

HASH(0x9b65894)

Ficha técnica:

0. Levante: Munúa, Chris Lell, Navarro, Ballesteros, Juanfran; Diop, Iborra, Juanlu (Míchel, m.75), El Zhar (Ríos, m.61); Barkero y Martins (Ángel, m.68).

4. Barcelona: Valdés, Alves (Montoya, m.14), Piqué, Puyol, Alba (Adriano, m.75); Xavi (Thiago, m.78), Busquets, Cesc; Iniesta, Pedro y Messi.

Goles: 0-1, m.47: Messi. 0-2, m.52: Messi. 0-3, m.56: Iniesta. 0-4, m.63: Cesc.

Árbitro: Pérez Montero (C. Andaluz). Amonestó por el Barcelona a Cesc y Puyol.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 13 de la Liga BBVA disputado en el estadio 'Ciutat de Valencia' ante 24.234 espectadores.