Harry Redknapp debutó el sábado como técnico de Queens Park Rangers y de inmediato culpó a sus jugadores por la situación del club del norte de Londres, que no ganó ni un solo partido en las 13 primeras fechas de la temporada.

El inglés de 65 años firmó un contrato por dos años y medio, apenas un día después que Mark Hughes fue despedido con el equipo en último lugar en la liga Premier.

QPR perdió el sábado su primer encuentro de la era Redknapp, al caer 3-1 ante Manchester United. Ahora, la escuadra suma apenas cuatro puntos en 13 partidos. El timonel estuvo en las gradas, y los asistentes Mark Brown y Eddie Niedzwiecki dirigieron desde la banca.

"Los jugadores tienen que responsabilizarse", comentó Redknapp antes del encuentro en Old Trafford. "Sé que Mark perdió su trabajo, pero depende de los jugadores. El sólo podía hacer lo suyo. Los jugadores no han jugado al nivel que pueden hacerlo".

"Hay jugadores buenos aquí y tienen que subir su nivel y empezar a dar resultados. Saben que son los responsables por la situación en la que estamos".