El vicepresidente argentino, Amado Boudou, presentó ante la Justicia un detalle de su patrimonio y solicitó una pericia contable en el marco de la investigación de la causa abierta por supuesto "enriquecimiento ilícito" del funcionario, informaron hoy medios locales.

Boudou presentó ante el juez un escrito con información sobre la evolución de su patrimonio, el de su familia y el de su pareja, según el diario oficialista Tiempo Argentino.

Además, el vicepresidente solicitó en la documentación presentada el viernes una pericia contable para determinar la procedencia de su patrimonio.

Boudou pidió "una amplia pericia contable, a fin de que se constate la evolución de su patrimonio, con especial atención tanto al origen del mismo, a la eventual omisión de declarar activos o pasivos en sus declaraciones juradas, y a la existencia o no de un enriquecimiento patrimonial no justificado, así como a la eventual existencia de personas interpuestas", según el diario.

La presentación del documento responde a la causa abierta para investigar un presunto "enriquecimiento ilícito" del vicepresidente.

El funcionario es investigado en el proceso abierto el pasado abril por su supuesta vinculación con la imprenta de papel moneda Ciccone, expropiada en agosto por el Gobierno de Cristina Fernández en medio de un escándalo de corrupción.

Diputados opositores han acusado a Boudou de haber intercedido, cuando era ministro de Economía (2009-2011) ante la Administración Federal de Ingresos Públicos para pedir el levantamiento de la quiebra de Ciccone y facilitar su compra por el fondo de inversión The Old Fund, dirigido por Alejandro Vandenbroele, también investigado en la causa por enriquecimiento ilícito que salpica al vicepresidente.

Amado Boudou sostiene que es blanco de una campaña de la oposición y de firmas competidoras de Ciccone que buscan afectar al Gobierno.