El papa Benedicto XVI nombró hoy solemnemente seis nuevos cardenales, entre ellos el colombiano Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá, durante el consistorio que celebra en la basílica de San Pedro del Vaticano, el quinto de su pontificado.

Tras la lectura en latín del ritual de creación de cardenales y la proclamación de los mismos, el papa les colocó el capelo o birreta y el anillo -los dos signos del cardenalato- y les asignó una iglesia o diaconía de Roma, como signo de su participación en el cuidado pastoral del Pontífice por la Ciudad Eterna.

Con estos nombramientos, el Colegio Cardenalicio queda compuesto por 211 purpurados de los que 120 pueden participar en un eventual cónclave al tener menos de 80 años.

Los otros 91, como establece la normativa vaticana, aunque no pueden entrar en la Capilla Sixtina -lugar de los cónclaves- para elegir papa, sí pueden ser elegidos.

Los nuevos seis cardenales tienen menos de 80 años, por lo que pasan a ser electores.

De los seis, dos son americanos, tres asiáticos y uno africano.

El nuevo purpurado colombiano nació en Bogotá en 1942. Fue ordenado sacerdote en 1967 y en 1992 fue nombrado obispo de Cúcuta, en 1999 arzobispo de Barranquilla y en 2010 arzobispo de Bogotá.

Los otros nuevos cardenales son James Harvey, actual prefecto de la Casa Pontificia y ayer nombrado Arcipreste de la basílica de San Pablo Extramuros de Roma; Bechara Boutros Rai, patriarca de Antioquía de los Maronitas; John Olorunfemi Onaiyekan, arzobispo de Abuja; Luis Antonio Tagle, arzobispo de Manila, y Baselios Cleemis Thottunkal, arzobispo de Trivandrum de la iglesia Siro Malankarese.

En el rito participan varias decenas de cardenales y obispos, así como delegaciones oficiales de los países de los que proceden los nuevos purpurados.

La delegación libanesa la preside el presidente de la República, Michel Sleiman, y de la misma forman parte medio millar de personas.

Según la agencia vaticana Fides, también participa miembros del grupo chií libanés Hizbulá, encabezada por Ghalib Abu Zeinab, responsable de las relaciones con los cristianos

Mañana domingo, Benedicto XVI celebrará una misa solemne con los nuevos purpurados.