Un duelo acostumbrado a la alta tensión y a la rivalidad en los últimos años pondrá mañana a prueba el mejor inicio de la historia del Atlético de Madrid y la reacción del Sevilla, que afronta el choque de este domingo en el estadio Vicente Calderón tras el 5-1 en el derbi ante el Betis.

Es un examen importante para los dos equipos. Para los locales es una prueba exigente para sus aspiraciones de discutir el dominio del campeonato al Barcelona, líder, y al Real Madrid, actual campeón, y para los visitantes un termómetro para medir su relanzamiento con la goleada a su 'eterno' rival en el Sánchez Pizjuán.

El partido llega en buen momento para ambos equipos, pero con una clara diferencia en la clasificación a favor del Atlético, al que su sobresaliente comienzo de curso, con diez triunfos, un empate y una derrota, le han situado trece puntos por encima del Sevilla, que busca confirmar su recuperación con una victoria a domicilio.

Mañana visita el estadio Vicente Calderón, un fortín este curso. Nadie ha puntuado en el Manzanares en esta campaña. Ni en la Liga ni en Europa, dos competiciones en las que el Atlético ha sido inaccesible en su campo, en el que enlaza diez triunfos seguidos desde el pasado 2 de mayo, cuando igualó a uno con la Real Sociedad.

Situado en la segunda posición de la tabla por octava jornada consecutiva y a las puertas ya del derbi contra el Real Madrid, dentro de una semana en el Santiago Bernabéu, el equipo dirigido por el argentino Diego Simeone se centra en el choque de mañana, en el partido a partido y en su persecución del Barcelona, a tres puntos.

Tras las habituales rotaciones en la Liga Europa, el técnico devolverá mañana al once a la base de su equipo titular, como el colombiano Radamel Falcao, el turco Arda Turan, Gabi Fernández, la indiscutible línea de cuatro defensas (Juanfran Torres, Joao Miranda, Diego Godín y Filipe Luis) y el portero Thibaut Courtois.

Además, el portugués Tiago Mendes entrará en el medio centro, donde es baja por sanción Mario Suárez, y Koke Resurrección recuperará una plaza de titular en la media punta, con el brasileño Diego Costa, más probable, o Adrián López en uno de los lados.

Enfrente estará el Sevilla, que afronta el duelo tras uno de sus mejores partidos de la temporada y que espera mantener la buena imagen en el campo del Atlético, lo que sería un paso significativo para asentarse en la zona alta de la tabla en el objetivo de clasificarse para competición europea, que no juega este ejercicio pero sí ininterrumpidamente las ocho campañas anteriores.

La dulce resaca del partido del pasado domingo en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ha traído también consecuencias negativas, pues el técnico sevillista, José Miguel González, 'Míchel', no podrá contar en el Calderón con dos jugadores básicos en su esquema, el máximo goleador del equipo, Álvaro Negredo, que suma siete tantos en la Liga, y el centrocampista chileno Gary Medel.

La baja de Negredo, lesionado para tres semanas, le puede dar la oportunidad al otro delantero centro que tiene la plantilla, el senegalés Babá Diawara, con pocos minutos de juego hasta ahora y sin lograr marcar.

La ausencia de Medel en el centro del campo puede tener distintas variantes, como la utilización del joven centrocampista francés Geoffrey Kondogbia, quien viaja algo mermado físicamente, o reforzar la zona por la izquierda con Antonio Luna.

En cualquier caso, los sevillistas afrontan el choque con la ilusión de romper una mala racha como visitantes después de que en sus últimos tres desplazamientos, a Vigo, Zaragoza y Bilbao, el equipo haya salido de vacío y además con muchas carencias en su juego.

Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Tiago, Gabi; Koke, Arda, Diego Costa; y Falcao.

Sevilla: Palop; Cicinho, Fazio, Spahic, Fernando Navarro; Jesús Navas, Maduro, Rakitic, Luna; Reyes y Babá.

Árbitro: Iglesias Villanueva (Comité Gallego).

Estadio: Vicente Calderón.

Hora: 19.00. EFE