El brasileño Douglas Santos Brose no logró hoy revalidar su título de kumite (combate) de menos de 60 kilos en los Campeonatos Mundiales de Kárate de París al perder frente al iraní Amir Mehdizadeh por decisión del juez tras un combate que terminó 3-3.

"Creo que fue justo porque hace dos años yo logré el oro en circunstancias parecidas", señaló a Efe el brasileño tras recibir su medalla ante 15.000 espectadores en el estadio parisino de Bercy.

Brose dejó escapar el título a cuatro segundos del final, cuando el iraní encajó un yuko que empató el combate y decantó la decisión arbitral en contra del latinoamericano.

El brasileño, bronce en Tokio en 2008, empezó 1-0 abajo en la final pero remontó hasta lograr un cómodo 1-3.

Fue entonces, ya en el último minuto de los cuatro que dura el combate, cuando el iraní se lanzó al ataque, fue más rápido que Brose y sumó el 2-3 y luego el 3-3 definitivo, a 4 segundos de que sonara la sirena que dejó sin título al de Cruz Alta, de 26 años.

A pesar de su derrota en la final, el atleta confesó que se va "muy tranquilo" a casa, porque hizo "todo lo que podía" para preparar el torneo de la mejor manera posible.

En la misma categoría, el serbio Marko Antic se hizo con uno de los bronces al derrotar al colombiano Andrés Rendón mientras que el segundo bronce se lo llevó el egipcio Ali Mohamed, quien derrotó al coreano Hwan Lee Ji.