El excomandante de la Policía de Bolivia general Víctor Hugo Escobar fue detenido y el lunes será recluido en el penal de La Paz por orden de un juez que investiga un supuesto acto de corrupción en la compra de un departamento en un edificio para policías, informaron hoy fuentes oficiales.

El juez Ricardo Maldonado decidió anoche la reclusión preventiva con el argumento de que existe el riesgo de que Escobar obstaculice la investigación por los delitos de uso indebido de influencias y beneficio en razón del cargo, informó el fiscal Marco Rodríguez.

Escobar, que fue jefe nacional de la policía entre el 2009 y 2010, ha rechazado ante los medios la denuncia, dijo que no ha cometido delitos y que es objeto de un complot por parte de otros oficiales de la policía, a los que no identificó.

La denuncia señala que Escobar compró supuestamente de forma irregular un departamento en un edificio del centro de La Paz construido con aportes de un fondo creado por los policías.

Escobar lamentó la decisión del juez y que no haya considerado el hecho de que estará en una prisión junto a delincuentes a los que él detuvo cuando era jefe de la Policía.

El general se encuentra hoy en celdas judiciales y el lunes será trasladado al penal paceño de San Pedro, a una sección apartada de la mayoría de la población reclusa, según la decisión del juez.

Agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de la Policía han señalado a la prensa que investigan si otros tres generales también están implicados en una adjudicación irregular de sendos departamentos en el mismo edificio.

En los últimos años, varios jefes policiales de Bolivia, incluso del mismo nivel que Escobar, han sido detenidos o destituidos por supuestos actos de corrupción o de narcotráfico, lo que ha derivado en acciones del Gobierno para impulsar una reforma de la entidad.