La agencia Standard and Poor's (S&P) confirmó hoy la calificación de la deuda a largo y corto plazo de Francia en AA+ y A-1+ por el compromiso gubernamental de llevar a cabo reformas pero indicó que la perspectiva a largo plazo es negativa.

En un comunicado difundido hoy, S&P reconoció la determinación del Gobierno galo por emprender reformas presupuestarias y estructurales apoyándose en las medidas ya anunciadas para reforzar el potencial del crecimiento económico, pero recalcó que existe el riesgo de que pueda rebajar su nota a lo largo de 2013.

"Creemos que las medidas adoptadas hasta ahora son útiles, pero no serán suficientes para liberar el potencial de crecimiento económico de manera significativa", indicó la agencia en esa nota, en la que precisa que confirma su calificación por la confianza de que se van a aplicar modificaciones adicionales a corto plazo.