Un total de diez presuntos guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), entre ellos una mujer, se desmovilizaron en el convulso departamento del Cauca, informó hoy el Ministerio de Defensa.

Un comunicado del Ejército colombiano señala que las desmovilizaciones se presentaron "en las últimas horas" ante tropas de la Fuerza de Tarea Apolo.

Al menos seis de ellos serían parte de la estructura de la columna móvil "Jacobo Arenas" de las FARC, la guerrilla más antigua de América.

Las entregas se forzaron por las acciones que viene cumpliendo el Ejército en esta parte del país.

Según el documento, los desmovilizados fueron obligados "a realizar actos terroristas en contra de la población civil y la Fuerza Pública", aunque no precisa más detalles al respecto.

Entre los que dejaron las armas está alias "Jacobo", que llevaba más de 20 años en las filas de las FARC y quien manifestó ser el jefe cabecilla de la redes de apoyo del tercer frente.

El Gobierno colombiano ofrece a los desmovilizados programas para que se reincorporen a la vida civil con proyectos productivos y de educación.

El ministro colombiano de Defensa, Juan Carlos Pinzón, presentó hoy en la población caucana de Caloto (suroeste) una campaña que busca incentivar las desmovilizaciones en esta parte del país.

El Gobierno colombiano y las FARC adelantan diálogos de paz en La Habana, con miras a solucionar el conflicto que por más de 50 años ha aqueja al país andino.