El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, expresó hoy al secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, la preocupación de Rusia por los planes de desplegar misiles interceptores Patriot en territorio turco cerca de la frontera siria.

"Lavrov subrayó la inquietud rusa por los planes de ampliar el potencial militar en la región" de Oriente Medio, informó el ministerio ruso en un comunicado.

El jefe de la diplomacia rusa propuso al secretario general de la Alianza Atlántica "la creación de una línea directa entre Ankara y Damasco con el fin de prevenir incidentes".

Por su parte, agrega la nota, "Rasmussen informó sobre la solicitud de Turquía a la OTAN para que emplace en su territorio lanzaderas de misiles Patriot".

Horas antes Lavrov aseguró que "mientras más armas se acumulen, más alto es el riesgo de que éstas se utilicen y que cualquier provocación pueda desencadenar su uso".

"Cualquier provocación podría llevar a un conflicto armado muy grave (...) Quisiéramos evitarlo", apuntó.

Con todo, admitió que Moscú entiende muy bien la preocupación de Turquía, país miembro de la OTAN, en relación a la tensión en la frontera con Siria y, en particular, a la situación en torno a los refugiados sirios que huyen a Turquía.

Por su parte, Siria calificó hoy de nueva provocación la petición de Turquía, que se ha convertido en el principal enemigo en la región del régimen de Bachar al Asad.

La próxima semana un equipo de la Alianza visitará Turquía para analizar el posible despliegue de los Patriot, cohetes tierra-aire capaces de interceptar misiles y aviones.

La solicitud de Ankara responde a la repetida caída de proyectiles sirios sobre suelo turco y al aumento de los combates entre tropas sirias y rebeldes a pocos metros de la frontera con Turquía.

El pasado octubre, Turquía ya pidió una reunión de urgencia de la OTAN por este problema, después de que un obús procedente de Siria causase cinco muertos y trece heridos en su territorio, un suceso que se produjo meses después de que el Ejército sirio derribase un avión militar turco junto a su frontera.

Los turcos, a su vez, han bombardeado en varias ocasiones puntos de Siria desde donde, presuntamente, habían sido disparados los misiles que impactaron en su territorio.