Real Sociedad y Osasuna empataron a 0-0 el viernes en la liga española de fútbol, resultado que alargó las rachas invictas de ambos equipos pero les deja lejos de sus respectivos objetivos.

Una tercera victoria seguida en el arranque de la 13ra fecha hubiera permitido a la Real dormir en zona de puestos europeos, pero el conjunto donostiarra debió conformarse con ocupar provisionalmente la novena plaza con 17 unidades.

Osasuna se congratuló de acumular tres partidos consecutivos sin perder, pero permanece en la zona de descenso con 10 puntos.

En un choque repleto de alternativas, el argentino Emiliano Armenteros tardó apenas un minuto en crear peligro por Osasuna con un disparo desviado a tiro de esquina por el chileno Claudio Bravo, pero pronto la Real tomó el mando del partido gracias a la presencia de Asier Illarramendi en el mediocampo, el manejo del mexicano Carlos Vela y la movilidad de Antoine Griezmann.

Vela, máximo cañonero local, fue el primero en rozar el gol con un remate de cabeza atajado espectacularmente por Andrés Fernández, y luego puso un centro que Alejandro Arribas se vio forzado a desviar de cabeza ante el acoso de los delanteros donostiarras.

Griezmann, a pase del uruguayo Diego Ifrán, también probó suerte ante Fernández pero apuntó desviado. Osasuna dio entrada a Roland Lamah por Alvaro Cejudo al descanso, buscando mayor velocidad para sorprender a la defensa realista.

El equipo pamplonés progresó por banda derecha en el segundo tiempo, pero sin crear excesivo peligro, más allá de un tímido disparo de Raoul Loé que atajó sin problemas Bravo.

La Real, en cambio, insistió en su juego de toque dando entrada al joven Rubén Pardo, e Ifrán volvió a gozar de dos buenas ocasiones, pero ambos disparos de pierna derecha se perdieron por la línea de fondo. Bravo volvió a intervenir en un remate dificultoso de Lamah y Fernández hizo lo propio en el último latigazo de Vela, manteniendo inalterado el marcador.