Los asesinatos de tres periodistas y las agresiones sufridas por otros 15 a lo largo de este año en Bolivia permanecen impunes, según denunció hoy la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) de este país con motivo del Día Mundial contra la Impunidad.

La ANP, que agrupa a dueños y directores de diarios de Bolivia, recordó en un comunicado que "en lo que va de este año fueron asesinados tres periodistas, se denunciaron 15 agresiones físicas y 14 amenazas verbales y hubo un atentado contra un medio de comunicación".

"Ninguno de estos hechos, denunciado oportunamente, ha sido esclarecido ni mucho menos sancionado", lamentó el organismo.

Las muertes de informadores citadas por la ANP son las de los hermanos Verónica y Víctor Hugo Peñasco, asesinados en febrero pasado y la de Eugenio Aduviri, tres meses después, casos que las autoridades han atribuido a la inseguridad ciudadana y en los que hasta ahora solamente hay sospechosos bajo detención preventiva.

La ANP también lamentó que aún se desconozca quiénes son los autores intelectuales del atentado contra el periodista Fernando Vidal, que fue quemado hace casi un mes por cuatro personas mientras presentaba su programa radiofónico en directo en el sur del país.

Recordó, además, que está impune desde hace cuatro años la muerte del periodista Carlos Quispe, asesinado a golpes durante la ocupación violenta de la radio en que trabajaba en el altiplano de La Paz, en un conflicto municipal.

"Ese lamentable antecedente marca una peligrosa persistencia de la impunidad en Bolivia, donde los periodistas y los medios de prensa enfrentan no sólo la violencia física y verbal derivada de las diferencias políticas que caracterizan la democracia, sino también de la delincuencia común", agregó la ANP.

Según la entidad, los periodistas ahora también están expuestos "a nuevas formas de censura, muchas veces de manera más sutil, que dificultan su tarea", en alusión a los recurrentes ataques verbales de algunas autoridades y funcionarios estatales.

La asociación concluyó expresando su protesta "frente a la indolencia que alienta esa situación de impunidad" y exhortó a las autoridades "a actuar como les corresponde, en el marco de sus obligaciones frente a una situación de inseguridad ciudadana o de amenaza a los derechos de libertad de expresión y opinión".

El Día Mundial contra la Impunidad se celebra hoy en conmemoración a la masacre de Ampatuan, ocurrida en Filipinas en 2009, en la que 32 periodistas fueron asesinados.