De riguroso negro y parapetado en unas gafas de sol, Karl Lagerfeld pasó esta noche como una exhalación por la alfombra roja para recoger en Madrid el galardón Prix de la Moda Mariclaire al diseñador más influyente de los últimos 25 años.

Con un traje de chaqueta negro, zapatos de charol y guantes a juego con tachuelas, el que fuera 'enfant terrible' de la moda, se hizo esperar esta noche como invitado de lujo de la fiesta de estos tradicionales galardones del mundo de la moda, que se entregaban en la lujosa Embajada de Francia en España.

Lámparas de cristal y mucho glamour estaban meticulosamente preparados para recibir al diseñador alemán, que posó para los fotógrafos, pero pasó por delante de la prensa sin hacer ni una declaración ya que, según ha tratado de decir en francés, no habla español.

Además del director creativo de la Casa Chanel, también han sido premiados esta noche Saskia de Brauw, en la categoría de mejor modelo del año; Salvatore Ferragamo, como mejor colección de accesorios; Isabeli Fontana y Mark Vanderloo, como mejor trayectoria de modelo mujer y hombre, y Tiffany como mejor colección de joyas.

En el capítulo nacional, los galardonados han sido David Delfín, como mejor diseñador nacional; Andrés Sardá, en mejor trayectoria Empresarial y Elena Benarroch, como mujer emprendedora.

David Delfín ha sido uno de los diseñadores más escogidos por las modelos y actrices que han acudido a esta fiesta; ha sido el caso de su musa Bimba Bosé o la actriz Ana de Armas, que ha vestido uno de los últimos diseños realizados con cristales de Swarovski. que se pudieron ver en la pasada edición de la Mercedes Benz Madrid Fashion Week.

A esta cita anual de la moda, han acudido también personalidades del mundo del arte como Soledad Lorenzo; la ex ministra de Cultura, Ángeles González Sinde; la periodista Mercedes Mila, o Isabel Presyler y su hija Ana.

El sector más representado ha sido, sin lugar a dudas, el del mundo de la moda, que ha contado con la presencia de los diseñadores Ion Fiz, Amaya Arzuaga, Juanjo Oliva o Roberto Torreta, y modelos como Jon Kortajarena, Verónica Blume o Laura Ponte, entre otros.

Tampoco ha faltado el inclasificable Mario Vaquerizo que ha llegado con un peculiar esmoquin -rosa y negro- y una maleta de piel de leopardo: "Vengo de trabajar y he traído la maleta para cambiarme, bueno para travestirme, porque para mi ponerme traje es travestirme, tacones los llevo todos los días", ha señalado a Efe irónico.

HASH(0xa118158)

Por Celia Sierra.