La nueva factoría de Audi en México confirma los objetivos de crecimiento de la compañía alemana en el continente americano y es una base ideal para tener la oportunidad de conseguir ventas adicionales.

Así se ha expresado el presidente de Audi, Rupert Stadler, en la visita que realiza el gobernador Rafael Moreno Valle, jefe del gobierno del estado mexicano de Puebla, a las instalaciones de Audi en Ingolstadt (Alemania), ha informado la compañía.

"La ubicación de México nos proporciona una base ideal desde la cual intensificar nuestro crecimiento global. Un crecimiento económico estable de hasta el 5 % anual que convierte a México en el motor de crecimiento de América Latina", ha dicho Stadler.

Como nuevo pilar de la producción de Audi, México también será fundamental para la consecución de los objetivos estratégicos de la compañía, añadió.

"Las competitivas estructuras de costos y diversos acuerdos de libre comercio con mercados del Norte y Suramérica, así como con Europa, nos ayudará a aumentar nuestras ventas", ha añadido el presidente del Consejo de Dirección de Audi.

En abril de este año, Audi tomó la decisión de construir una nueva planta en México y desde principios de septiembre quedó establecido que la nueva planta se construirá en San José Chiapa, y se convertirá en el escenario de la producción de la nueva generación del Audi Q5 desde principios de 2016.

"El gobierno y la administración de nuestro estado federal están cumpliendo todos los requisitos necesarios para el inicio de la construcción en el emplazamiento seleccionado", ha asegurado Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla, en la sede de Audi, al confirmar que los preparativos para la construcción ya se han completado.

El calendario de trabajo sobre el terreno de 400 hectáreas en el que se ubicará la factoría se estructurará de forma que la construcción puede iniciarse en la primavera de 2013, ha agregado.

"Vamos a hacer todo lo posible para que la parcela urbanizada en San José Chiapa esté disponible dentro del marco acordado", ha añadido Moreno Valle.

Además de proporcionar el emplazamiento para la construcción de la planta, las autoridades en el estado de Puebla están actualizando la infraestructura alrededor de la ubicación, que está a unos 60 kilómetros al sur de la ciudad de Puebla, lo que incluye las inversiones en la red de carreteras y ferrocarril, y la conexión de la ubicación con dos autopistas.

Además, se deben crear las instalaciones de educación y servicios públicos esenciales, ya que una de las primeras estructuras que se construirán corresponderá a un nuevo centro de formación, lo que garantiza que la cualificación de los futuros empleados de Audi pueda iniciarse desde una primera fase.

Esto también garantiza un excelente nivel de eficiencia de los recursos para la nueva planta en México, ha dicho el presidente Stadler.

"Cada uno de nuestros coches que salen de la línea de producción en cualquiera de nuestras plantas en todo el mundo es de la misma alta calidad", ha remarcado Stadler.

Durante su estancia en Ingolstadt, la delegación del Gobierno de Puebla ha visitado las instalaciones de formación y producción de Audi, familiarizándose con los requisitos de calidad y el alto nivel de cualificación de la empresa.